La Llorona – Un Alma en Pena

Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México se recogían en sus casas con el toque de queda, avisado por las campanas de la primera Catedral; a media noche y principalmente cuando había luna, despertaban espantados al oír en la calle, tristes y prolongadisimos gemidos, lanzados por una mujer a quien afligía, sin duda, honda pena moral o tremendo dolor físico.

Las primeras noches, los vecinos se resignaban a santiguarse por el temor que les causaban aquellos lúgubres gemidos, que según ellos, petenecían un ánima del otro mundo; pero fueron tantos y tan repetidos y se prolongaron por tanto tiempo, que algunos osados quisieron cerciorarse con sus propios ojos qué era aquello; y primero desde las puertas entornadas, de las ventanas o balcones, y enseguida atreviéndose a salir a las calles, lograron ver a la que, en el silencio de las oscuras noches o en aquellas en que la luz pálida de la luna caía como un manto vaporoso lanzaba agudos y agónicos gemidos.
Vestía la mujer un traje blanco y un espeso velo cubría su rostro. Con lentos y callados pasos recorría muchas calles de la ciudad, cada noche tomaba distintas calles, pero siempre pasaba por la Plaza Mayor (hoy conocida como el Zocalo de la Capital), donde se detenía e hincada de rodillas, daba el último angustioso y languidísimo lamento en dirección al Oriente; después continuaba con el paso lento y pausado hacia el mismo rumbo y al llegar a orillas del lago, que en ese tiempo penetraba dentro de algunos barrios, como una sombra se desvanecía entre sus aguas.
“La hora avanzada de la noche, – dice el Dr. José María Marroquí- el silencio y la soledad de las calles y plazas, el traje, el aire, el pausado andar de aquella mujer misteriosa y, sobre todo, lo penetrante, agudo y prolongado de su gemido, que daba siempre cayendo en tierra de rodillas, formaba un conjunto que aterrorizaba a cuantos la veían y oían, y no pocos de los conquistadores valerosos y esforzados, quedaban en presencia de aquella mujer, mudos, pálidos y fríos, como de mármol. Los más animosos apenas se atrevían a seguirla a larga distancia, aprovechando la claridad de la luna, sin lograr otra cosa que verla desaparecer llegando al lago, como si se sumergiera entre las aguas, y no pudiéndose averiguar más de ella, e ignorándose quién era, de dónde venía y a dónde iba, se le dio el nombre de La Llorona.”

El Origen de la Llorona

El antecedente mas conocido de la leyenda de la llorona tiene sus raices en la mitologia Azteca. Una versión sostiene que es la diosa azteca Chihuacóatl, protectora de la raza. Cuentan que antes de la conquista española, una figura femenina vestida de blanco comenzó a aparecer regularmente sobre las aguas del lago de Texcoco y a vagar por las colinas aterrorizando a los habitantes del gran Tenochtitlán.
“Ay, mis hijos, ¿dónde los llevaré para que escapen tan funesto destino?”, se lamentaba.
Un grupo de sacerdotes decidió consultar viejos augurios. Los antiguos advirtieron que la diosa Chihuacóalt aparecería para anunciar la caída del imperio azteca a manos de hombres procedentes de Oriente. La aparición constituía el sexto presagio del fin de la civilización.
Con la llegada de los españoles al Continente Americano, y una vez consumada la conquista de Tenochtitlan, sede del Imperio Azteca, años mas tarde y después de que murio Doña Marina, mejor conocida como la “Malinche” (joven azteca que se convirtió en amante del conquistador español Hernán Cortés), se decía que esta era la llorona, la que venía a penar del otro mundo por haber traicionado a los indios de su raza, ayudando a los extranjeros para que los sometieran.

Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México se recogían en sus casas con el toque de queda, avisado por las campanas de la primera Catedral; a media noche y principalmente cuando había luna, despertaban espantados al oír en la calle, tristes y prolongadisimos gemidos, lanzados por una mujer a quien afligía, sin duda, honda pena moral o tremendo dolor físico.

Las primeras noches, los vecinos se resignaban a santiguarse por el temor que les causaban aquellos lúgubres gemidos, que según ellos, petenecían un ánima del otro mundo; pero fueron tantos y tan repetidos y se prolongaron por tanto tiempo, que algunos osados quisieron cerciorarse con sus propios ojos qué era aquello; y primero desde las puertas entornadas, de las ventanas o balcones, y enseguida atreviéndose a salir a las calles, lograron ver a la que, en el silencio de las oscuras noches o en aquellas en que la luz pálida de la luna caía como un manto vaporoso lanzaba agudos y agónicos gemidos.

Vestía la mujer un traje blanco y un espeso velo cubría su rostro. Con lentos y callados pasos recorría muchas calles de la ciudad, cada noche tomaba distintas calles, pero siempre pasaba por la Plaza Mayor (hoy conocida como el Zocalo de la Capital), donde se detenía e hincada de rodillas, daba el último angustioso y languidísimo lamento en dirección al Oriente; después continuaba con el paso lento y pausado hacia el mismo rumbo y al llegar a orillas del lago, que en ese tiempo penetraba dentro de algunos barrios, como una sombra se desvanecía entre sus aguas.

“La hora avanzada de la noche, – dice el Dr. José María Marroquí- el silencio y la soledad de las calles y plazas, el traje, el aire, el pausado andar de aquella mujer misteriosa y, sobre todo, lo penetrante, agudo y prolongado de su gemido, que daba siempre cayendo en tierra de rodillas, formaba un conjunto que aterrorizaba a cuantos la veían y oían, y no pocos de los conquistadores valerosos y esforzados, quedaban en presencia de aquella mujer, mudos, pálidos y fríos, como de mármol. Los más animosos apenas se atrevían a seguirla a larga distancia, aprovechando la claridad de la luna, sin lograr otra cosa que verla desaparecer llegando al lago, como si se sumergiera entre las aguas, y no pudiéndose averiguar más de ella, e ignorándose quién era, de dónde venía y a dónde iba, se le dio el nombre de La Llorona.”

Add a comment April 28, 2010

Niñopa

El Niñopa, es una magnífica representación de amor, fe, cultura y religión que ha perdurado por más de 430 años en los hogares de nuestra demarcación.

Actualmente hay mayordomos en lista hasta el año 2035, tenido que esperar hasta 50 años para recibirlo. Si desea visitarlo, estará bajo el resguardo de la familia Guerra, en el Barrio de Tlacoapa, quienes cuidarán de él durante todo el 2010.

El Niñopa tiene varias réplicas, algunas de proporciones y rasgos parecidos al original, y pertenecen a las familias que han sido mayordomas;

Tras los estudios realizados se confirmó que el material con el que había sido elaborado era de madera de chocolín en los talleres de San Bernardino de Siena por los siglos XVI o XVII.

De sus dones, se le atribuyen numerosos milagros, como la sanación de los enfermos o “los recoge a una mejor vida” si no tienen la esperanza de sobrevivir. Muchos vecinos afirman que el color de sus mejillas cambia a un tono pálido cuando está triste, a uno más agradable cuando está alegre; en ocasiones, sonríe dejándose llevar por la levedad de viento, en otras, su cuerpecillo se hace pesado.

Add a comment April 27, 2010

Iglesias de Xochimilco

No puedes dejar de visitar las iglesias de los barrios de Xochimilco y disfrutar de su tradición y majestuosidad en su arquitectura. ¡Ven y comparte tu fe y espiritualidad en Xochimilco!

San Bernardino de Siena. Muestra la arquitectura neoclásica autodidacta de los frailes españoles, cuya decoración interior es una de las más hermosas y ricas muestras de los diferentes estilos de la época.

El retablo del altar mayor es del siglo XVI, de estilo plateresco con tintes renacentistas. El medio relieve de San Bernardino está rodeado de dos grupos escultóricos representativos de personajes indígenas, quienes ayudaron a la edificación del templo. Arriba de San Bernardino se ubica la talla de la Virgen de la Asunción y la Virgen de Xochimilco.

Ubicación: Avenida 16 de Septiembre s/n. Centro Histórico de Xochimilco

Santa María de los Dolores Xaltocan. Es de estilo neoclásico y su retablo plateresco y barroco; lo curioso es que en la Vicaría se halla un cuadro que denota su fundación. El atrio es pequeño, dedicado a nuestra Señora de los Dolores, patrona del barrio; que celebra 20 días de carnaval en barrios, pueblos, embarcaderos y mercados de Xochimilco.

Ubicación: Avenida 5 de Mayo, No. 20, esquina camino a Nativitas .

Belem. Es una capilla de estilo clásico que data de 1758; ha sido restaurada varias veces, la última se realizó en 1932. Sus habitaciones tienen un sabor colonial especial.

Ubicación: Calle 5 de Mayo, Centro de Xochimilco.

San Pedro Tlalnahuac. Visita una de la primeras capillas construidas en Xochimilco que data del año 1533; tiene el estilo de Capilla-Posa donde fueron encontrados restos arqueológicos prehispánicos. Disfruta de la arquitectura de esta construcción, con una fachada de mampostería, la cual es considerada como un monumento histórico, por la originalidad de sus materiales con que fue edificada.

Ubicación: Calle Pedro Ramírez del Castillo y Cuitláhuac.

Add a comment April 27, 2010

Mitos y Leyendas de Xochimilco

  • La Llorona
  • El Ahuehuete
  • La isla de las Muñecas
  • La pesca en acolotes de Xochimilco
  • El Cincuate
  • El diablo que quedo embotellado
  • El manantial de la Noria
  • La Bruja que agarraron en Xaltocan
  • El Charro del Cantil

Add a comment April 27, 2010

Mercado de Plantas

En cuestión a la comercialización de plantas, Xochimilco cuenta con 3 mercados más: “Palacio de la Flor”, el “Mercado de Madre Selva”, que se ubica en el bosque de Nativitas y el Mercado histórico de San Luis Tlaxialtemalco.

Visita, el mercado más grande de Latinoamérica; tiene una extensión de 13 hectáreas, formando parte de un área del rescate Ecológico y siendo el principal centro de acopio de plantas actualmente.

El mercado se encuentra ubicado en Periférico Oriente s/n esquina con Canal Nacional, colonia Ciénega Grande, enfrente del Parque Ecológico de Cuemanco.

Add a comment April 27, 2010

La Festividad Del Mes: San Gregorio

La fiesta de San Gregorio se celebra el 3 de septiembre con una exposición ganadera, de hortalizas, fuegos pirotécnicos, danzas autóctonas como chinelos, moros y cristianos. El 12 de marzo se hace una celebración más pequeña, también dedicada a San Gregorio

PODRAS DISFRUTAR DE SUS TRADICIONALES:

Jaripeos, conocer y observar a un experto trabajando en sus chinampas, ya que tienen muy cerca las trajineras y los canales.  Este pueblo se distingue por ser Floricultores y Agricultores, y su pación por las charreadas.  Su comida tradicional es el mole Rojo, la carne puede variar (cerdo o pollo), las carnitas, la barbacoa de borrego, con su complemento que es el arroz rojo.  Por las tardes comienzan sus bailes de feria donde acuden agrupaciones de banda que año con año, es una diferente. Estos bailes están marcados en el calendario que en este año es miércoles y terminaran una semana después.

Add a comment April 27, 2010

Calendario de Fiesta de Xochimilco

Xochimilco, es un lugar mágico lleno de tradición, costumbres y colorido, que no puedes dejar de visitar. No te puedes perder uno de los sitios más pintorescos del Distrito Federal.

Fiestas y Ferias

Add a comment April 27, 2010

Fiesta de la Flor más Bella del Ejido

El viernes de Dolores se elige “La Flor más Bella del Ejido”; esta fiesta se inició en la época prehispánica con el culto a la diosa Xochiquezalli; posteriormente, fue la fiesta de las flores trasladándose al canal de Santa Anita y, a partir de 1955, se trasladó a Xochimilco, donde toma gran auge.

Es una fiesta cultural de legendaria tradición. Símbolo de rasgos indígenas, bendición y abundancia, rodeado de trajineras, canales y flores y el gran culto a la Diosa de la Fertilidad.

Esta celebración es una inmensa gama de manifestaciones culturales gastronómicas, artesanales, deportivas considerándose una de las más importantes del siglo XXI.

Add a comment April 27, 2010

Las Trajineras

La construcción de estas embarcaciones dependía de la capacidad y el uso para el que eran empleadas; se construyeron de diferentes tamaños, ejemplo de ello es:

  • Jumbillos o tulillos. Estas canoas medían 1.50 metros de largo por 40 centímetros de ancho; se construían en la zona cerril de Xochimilco, específicamente en Malacatepec, hoy Momozco, Milpa Alta.
  • La chalupa o chalupita. Estas eran construidas en tiras de maderas o tablones traídos de la montaña, medían 4 metros por 50 centímetros. Estas embarcaciones eran construidas en el barrio “de los carpinteros”, hoy barrio de San Cristóbal.

Al visitar la Delegaciòn Xochimilco  podras abordar una de las más de 200 trajineras con las que cuentan los 9 embarcaderos de esta zona: Cuemanco, Caltongo, Fernando Celada, Salitre, Belém, San Cristóbal, Zacapa, Las Flores, Nuevo Nativitas y Belem de las Flores.

Actualmente existen astilleros que construyen canoas y trajineras en los barrios de Caltongo, Xaltocan, la Santísima y la Asunción, donde también son reparadas.

En los canales turísticos se puede disfrutar de un paseo agradable, consentir a su paladar con comida típica y deleitar su oído con la música de su preferencia: marimba, salterio, mariachi, norteños y tríos.

EN TODOS LOS EMBARCADEROS TARIFA ÚNICA

$200 (doscientos pesos)

Recuerda que el precio es por hora y por trajinera, NO por persona.

Add a comment April 27, 2010

Pages

Categories

Links

Meta

Calendar

November 2014
M T W T F S S
« Apr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Most Recent Posts

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.